Plastificados

Protegen los trabajos impresos de líquidos, grasas, arañazos o desgarros con una fina capa de poliéster trasparente. En función de la rigidez que se busque, es posible aplicar varios grosores de protección. El plastificado encapsulado es ideal para proteger documentos a doble cara que necesiten tener cuerpo y rigidez, así como para proporcionar gran duración a los trabajos de cartelería, tarjetones, cartas de restaurante, fichas técnicas, carnés, etc. El laminado fundamentalmente, realza y protege el acabado de los documentos impresos. Es posible elegir entre plastificado mate o brillo. Se suele emplear prácticamente en todo tipo de trabajo impreso: displays, tarjetas de visita, carpetas, dípticos, trípticos, adhesivos, tapas de libros, etc.

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés